¿Qué tipos de ayudas públicas existen en España?

En esta entrada te contaré las características y diferencias de los tipos de ayudas públicas de España.
Tabla de contenidos
Compartir ahora:

Una ayuda pública es una ventaja económica que puede revestir diversas formas, concedida de modo selectivo a operadores o empresas por parte de los poderes públicos. En España existen diferentes tipos, y en esta entrada te contaré sus características y diferencias.

Como te puedes imaginar, el mundo de las ayudas públicas es, por tanto, súper amplio y dependiendo de la forma en la que la ayuda se hace efectiva para el usuario, las podemos clasificar en diferentes tipos:

  1. Subvención y entrega dineraria sin contraprestación (las que trabajamos en Fluidea)
  2. Préstamos
  3. Garantías
  4. Aportación de financiación riesgo
  5. Ventaja fiscal
  6. Otros instrumentos de ayuda

Las del primer tipo (Subvención y entrega dineraria sin contraprestación) son las que trabajamos en Fluidea, y son ayudas que no requieren devolución al organismo que las concede, lo que llamamos vulgarmente “subvenciones a fondo perdido”.

Este punto es algo que a muchos suele preocuparles, pero quédate tranquilo, porque todas las subvenciones son sin contraprestación. Eso NO significa que te las puedas gastar “en lo que te dé la gana” o que no tengas que justificarlas, y por supuesto, que no tengas que declararla como un ingreso, pero no la tienes que devolver como ocurre con los préstamos.

Ahora bien, dentro de esas ayudas y de este gran universo, a mí me gusta hacer dos clasificaciones diferenciadas.

La primera de ellas en función del modo de otorgamiento, podemos distinguir entre:

Las subvenciones de Concurrencia Competitiva, como el propio nombre indica, son aquellas en las que, al solicitarlas, compiten con el resto de solicitudes. A mí me gusta compararlas, para que lo entiendas, con las oposiciones. Por ello el quid de la cuestión en estas ayudas es el de verificar qué criterios de valoración va a tener en cuenta la comisión de evaluación e intentar responder a ellos con las premisas que hagan que consigas la máxima puntuación posible, para concurrir competitivamente y conseguir la subvención.

Te preguntarás cuáles son esos criterios de valoración, pues te cuento, siempre se establecen en las Bases Reguladoras de la subvención en cuestión, y/o en su Convocatoria, por lo tanto, son totalmente públicos y suelen tener una medición más o menos objetiva, aunque la objetividad es difícil en algunos casos, pero son los menos.

En definitiva, para presentarte a este tipo de subvenciones, no se trata de tener solo un buen proyecto entre manos, sino de “traducirlo correctamente al lenguaje de los funcionarios que van a valorarlo”. Ésta es la gran dificultad a la que te enfrentas cuando solicitas una ayuda de este tipo que, por otro lado, suelen ser las que mayor porcentaje de financiación otorgan, como me gusta decir, las “más jugosas”.

Por lo tanto, merece la pena “correr el riesgo” de presentarse, porque decimos siempre, “el no ya lo tienes”. Con ello vas a conseguir una ventaja frente a tu competencia que te va a permitir seguramente, engrandecer tu proyecto o empresa. Pero claramente, no merece la pena que lleves a cabo todo el trabajo que conlleva la preparación de la documentación que conlleva una subvención de este tipo, si no estamos seguros al 100% de que podrás pasar el primer corte, los requisitos básicos de presentación.

La segunda clasificación, dependiendo del Órgano convocante, pueden ser:

  1. Subvenciones Estatales
  2. Subvenciones de Comunidad Autónoma
  3. Subvenciones de Diputación Provincial
  4. Subvenciones de Ayuntamiento

Todas ellas funcionan de la misma manera en cuanto a lo que a ti te atañe, que es la preparación de la documentación y presentación de la solicitud, pero, claramente, cuando son de concurrencia competitiva, cuanto más acotado sea el público al que va dirigido, más fácil será consecución. Las mejores suelen ser las subvenciones de comunidades autónomas, porque suelen ser bastante jugosas económicamente y a su vez más sencillas de conseguir por tener menos proyectos, a priori, que compitan con el tuyo.

Pero siempre, es ver caso por caso, convocatoria por convocatoria.

¡Si quieres seguir aprendiendo sobre este tema, sígueme en Instagram. donde encontrarás tips de valor sobre este tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres financiación en tu negocio?

Te regalamos 15min de asesoría personalizada

Categorias

Consigue las mejores subvenciones para tu negocio (y para tu vida 🤑